viernes, 30 de mayo de 2008

EL DINERO

Tampoco me he explicado pero, vamos a lo que interesa: quiero saber cuanto gana cada uno. Que significa en término de dinero, estar sentado en la mesa más importante.

Hay un momento de silencio- mi juego no va a seguir adelante. La gente me mira asustada: la situación económica es un tabú mayor que el sexo, mayor que preguntar sobre traiciones, corrupción, intrigas parlamentarias.

Pero el príncipe del país árabe, tal vez aburrido de tantas recepciones y banquetes con conversaciones vacías, tal vez por que aquel día había recibido una noticia de su medico diciéndole que iba a morir, ósea por la razón o sea por la razón que fuere, decide llevar la conversación adelante:

Gano alrededor de 20 000 € al mes, según aprobó el parlamento de mi país. Pero eso no corresponde a todo lo que gasto, por que tengo una asignación ilimitada para gastos llamados de “representación”. Ósea estoy aquí con el coche y el chofer de la embajada, la ropa que llevo pertenece al gobierno, mañana viajo a otro país en un jet privado, con piloto, combustible y tasas de aeropuerto, a cargo de gastos de presentación.

Si el príncipe ha hablado de manera tan honesta, y siendo la persona jerárquicamente mas importante en esta mesa, nadie puede dejar a su alteza en esta incomoda situación. Hay que participar en el juego, en la pregunta, en la incomodidad.

-no se cuanto gano- dice el organizador al que la gente llama lobbyysta-. Algo así como unos 10 000 €, pero también tengo gastos de representación de las organizaciones que presido. Puedo cargarlo todo- cenas, comidas, hoteles, pasajes aéreos a veces incluso ropa-, aunque no te tengo un jet particular.

Ahora era el turno de la directora de la firma de coches, que había detestado la idea, pero que parecía empezar a divertirse.- creo que también gano alrededor de eso, con los mismos gastos ilimitados de representación.

Uno a uno la gente fue diciendo cuanto ganaba. El banquero era el más rico de todos 10 millones de euros al año, además de la revalorización constante de las acciones de su banco. Cuando le llego el turno a la muchacha rubia que no había sido presentada, se echo atrás.

La muchacha se negó a participar. Al negarse se coloco en una mejor posición que el resto: después de todo era la única que tenía secretos en el grupo. Al ponerse en una mejor posición, los demás empezaron a verla con desprecio. Para no sentirse humillada por culpa de su miserable salario, acabo humillando todo mundo fingiendo ser misteriosa, sin darse cuenta de que la mayoría de aquella gente vivía al borde del abismo, colgada de los dichosos gastos de representación, que podían desaparecer de la noche a la mañana.

La conversación sobre el dinero rompió una serie de tabús, ya que el salario era el peor de todos., las botellas de vino empezaron a vaciarse con una rapidez increíble, el maestro de ceremonias/organizador subió al escenario excesivamente alegre, anuncio al vencedor, le dio el premio y volvió enseguida a la conversación, que no había cesado a pesar de que la buena educación ordena guardar silencio mientras alguien se esta dirigiendo al publico. Hablamos sobre lo que hacíamos con nuestro dinero (la mayoría de las veces, comprar “tiempo libre”, viajando o practicando algún deporte).

Pensé en proponer la conversación sobre como les gustaría que fuesen sus funerales- la muerte era un tabú tan grande como el dinero. Pero el clima estaba tan alegre, la gente tan comunicativa, que decidí permanecer callada.

2 comentarios:

coconita dijo...

pues yo solo se que me gustaria ganar un chingo de ninero, pero asi mucho, nomas pa terminar de pagar las deudas de juego que tengo...(esos tubirios de mala muerte)



el diner como agua entre las manos

Nicky dijo...

pos en un tugurio de mala muerte ahi se gana la lana jajaja es broma si los frecuentas pues... jajjaa

saludos